Assign modules on offcanvas module position to make them visible in the sidebar.

Our school

REPORTAJE ESPECIAL

Por Antonio Callejo

Donald Trump sí quiere a México, pero apropiarse de lo mejor del país; Estrategia `legaloide´ para despojar valiosos terrenos turísticos en la Riviera Maya; Miss Universo 2007, el génesis de la historia; Siete años litigando para hacerse de ellos; Es una apuesta… si pierde Trump debe pagar daños; La SCJN, al tanto

Cancún, Quintana Roo, 29 de enero.- Se trata del hombre más poderoso del mundo. Y quien diga que a él no le interesa México, se equivoca. Ya se sabe que tiene un apetito voraz por el dinero, pero también por las propiedades inmobiliarias.

Allí es donde entra en esta historia una apetecible región de la Península de Yucatán, y sus paradisiacos paisajes, los más cotizados en el mercado turístico y de bienes raíces del país y de Latinoamérica. Allí es donde tiene puesta la mira desde hace tiempo.
Simultáneamente a su campaña electoral, y aún ahora que arrancó su mandato, no pierde el tiempo para sus negocios. Se frota las manos por hacerse de 26 terrenos de alta plusvalía en la Riviera Maya, que pretende despojar a su legítimo propietario, según explica el propio afectado.
Rodolfo Rosas Moya, un conocido empresario yucateco, saltó al escenario cuando Trump usó su cuenta de Twitter en su campaña para arremeter contra México.
Fueron tres `tuits´:
1.- “Debido a Rodolfo Rosas Moya, que me debe mucho dinero, México nunca más volverá a ser sede del concurso Miss Universo”.
2.- “A pesar del interés de México en ser de nuevo anfitrión del Miss Universo, eso nunca sucederá por culpa de Rodolfo Rosas Moya”.
3.- “Espero que los jueces mexicanos sean más honestos que los empresarios de ese país, que utilizan al sistema judicial para evitar que Rosas pague el dinero que me debe”.
Todos bien calculados y con mucho menos de los 140 caracteres que permite esa red social, con la que Trump ha informado de las decisiones más importantes de su gobierno.
Rosas Moya contesta:
“Por favor, este señor es un personaje acostumbrado a litigar con todos sus negocios y bajo presiones mediáticas, de poder y económicas busca tener ganancias.
“Ahora bien, la situación de Twitter fue una situación casual ya que a alguien tenía que utilizar para los ataques contra los mexicanos y que como ahora sabemos era un plan muy bien diseñado para llegar a la presidencia. Ojalá entendamos todos que los mexicanos tenemos que salir para adelante unidos sin permitir que ahora este señor Trump venga a amenazarnos”.

ESTA ES LA HISTORIA DEL ASEDIO VALIOSOS PREDIOS TURÍSTICOS

El ahora presidente de los EEUU, Donald Trump, mantiene vivos y animando con el fuelle de una fortuna en abogados, varios juicios en México y otros en Estados Unidos. Se cuentan hasta nueve demandas que se ventilan en varios juzgados, entre ellos en Cozumel, Playa del Carmen, Mérida, y en el vecino país.
Durante siete años, los abogados de Trump ha mantenido vivo este litigio, pues cuando pierde frente a algún medio de defensa de propietario de las tierras, interpone otro recurso o nueva demanda, en una estrategia que pareciera tratar de ganar por agotamiento.
Aquí pareciera cuadrar al dedillo la frase estrella de Trump, revelada en su betseller: `The art of the deal´, (El arte del trato,´ Random House Publishing Group, 23/12/2009 - 384 páginas):

“Si mi adversario es débil, lo aplasto y si es fuerte, negocio”.

MISS UNIVERSO, EL GÉNESIS DE LA HISTORIA DEL ASEDIO

La historia se remonta a finales del 2005 y principios de 2006, cuando un grupo de empresarios de Mérida y la CDMX, acordaron con los gobiernos de Chiapas, Quintana Roo y el de lade la Ciudad de México, realizar en forma conjunta un magno evento que tenía como primer objetivo, promover de forma mundial a México; CDMX, Chiapas y particularmente a Cancún, que todavía resentía los efectos del poderoso huracán Wilma, cuyo paso en octubre de 2005, devastó su infraestructura y llevó al desplome los índices de ocupación.
La idea fue del empresario Pedro Ramírez Sierra, de la CDMX, cuyo Grupo Promotor MU SA de CV, es especialista en la organización y realización de masivos. Fue socio en este caso, el conocido publicista Carlos Alazraky, quien escribió una curiosa carta dedicada a Trump, en la que le llama abiertamente “ladrón” al hoy residente de la Casa Blanca.
Grupo Promotor MU SA de CV se puso en contacto con el empresario yucateco, Rodolfo Rosas Moya, ampliamente conocido en la Península de Yucatán por su participación en obras públicas y privadas, a través de su empresas constructora e inmobiliaria, Pyrsa Construcciones S.A. de C.V. y Comercializadora Ronac, S.A. de C.V.
Rosas Moya fue quien realizó el cabildeo del proyecto, pues tenía y sigue teniendo relación con los gobernantes de los estados del Sureste. Fue quien convenció al entonces gobernador de Quintana Roo, Félix González Canto, y al de Chiapas, Juan Sabines, cuyas administraciones aportaron un millón de dólares cada uno.
El contacto con Miss Universe, LP, LLLP, la empresa de Donald Trump, dueña de esa marca. Las negociaciones se hicieron directamente con la CEO de esa firma neoyorquina, Paula Shugart.

Dice Rosas Moya:

“Fue así que la empresa Mexicana Grupo Promotor MU México SA de CV organizó el evento en México quien firmó un contrato con la empresa de Donald Trump (Miss Universe, LP, LLLP) para que la realización del certamen en México fuera una realidad, estableciendo como sedes Cancún, el Estado de Chiapas y la Ciudad de México.
“Miss Universe, LP, LLLP, propiedad de Trump, obtuvo ganancias estimadas en más de ocho millones de dólares derivadas tanto del contrato que celebró exclusivamente con la empresa mexicana Grupo Promotor MU México, S.A. de C.V., más la utilidad que también obtuvo de los derechos de transmisión de los diferentes eventos del certamen por parte de las empresas televisoras y radiodifusoras, `merchandise´, venta de boletos, etcétera.
“El Estado de Quintana Roo con entonces Gobernador Félix González, aportó un millón de dólares que fue transferido a la empresa Mexicana y esta a su ves a Miss Universe, LP, LLLP”.
Esa empresa de Trump se quedó con la mitad de los derechos del concurso y la otra mitad con NBC, por lo que se realizó un contrato con Grupo Promotor MU de México SA de CV, y se realizó un fideicomiso a parte, a través del banco HSBC, con fines de garantizar el trato.
Hasta allí todo iba bien, pues el Miss Universo 2007 se realizó en el mes de mayo, sin contratiempos.
Wikipedia lo reseña así:
“La Organización Miss Universo se vio apoyada en territorio mexicano por los gobiernos de los estados de Quintana Roo y Chiapas, y del gobierno de la Ciudad de México, así como de Televisa, la red de televisión más importante de México. El Instituto Nacional de Antropología e Historia, negó el permiso para que se hicieran grabaciones dentro de zonas arqueológicas del Sureste mexicano, alegando que era para proteger el patrimonio histórico que éstas representan, ya que los equipos de televisión y fotografía son muy pesados y cualquier descuido o incidente podrían provocar la pérdida de los vestigios de cientos de años de historia”.
Trump, en apariencia, había quedado conforme, al grado de que su hija, Ivanka Trump, asistió en Chetumal al último informe del ex gobernador González Canto.
Se sabe que posterior al Miss Universo, Trump recibió en su despacho, en Nueva York, a empresarios inmobiliarios de Quintana Roo, pues era conocida su intención de ampliar sus inversiones en el estado.
Benjamín Matheis, promotor deportivo y empresario de bienes raíces, viajó a Nueva York para presentarle un catálogo de inversiones a Trump.
“Me recibió y fue muy amable conmigo, le presenté algunos proyectos y los revisó, aunque no se concretó nada… eso fue en el 2012”.

DOS AÑOS Y MEDIO DESPUÉS, EL DENTELLAZO DE TRUMP AL PARAÍSO

A más de dos años y medio de celebrado el Miss Universo 2007, Rodolfo Rosas Moya, recibió una notificación judicial, para enterarle que cinco de sus predios ubicados en la Riviera Maya, que acreditó como parte de las garantías, más otros 21, le fueron embargados en forma cautelar, para responder en lo futuro por una demanda de presuntos daños, por gastos no cubiertos en aquél certamen de belleza.
Son esos 26 terrenos de alta plusvalía, en la Riviera Maya, lo que está buscando Trump para ensanchar sus propiedades y su influencia en los negocios turísticos. En este caso, en la zona turística por excelencia de Quintana Roo, líder en el ramo en la región Latinoamérica.
“Se supone que estaría reclamando unos 12 millones, que es lo que valen los primeros cinco predios que presentamos en garantía, pero el total de 26 que nos embargaron de forma cautelar, valen muchísimo más”, sostiene Rosas Moya.
La estrategia legal del ahora hombre más poderoso del mundo, ha topado con pared. Ha venido perdiendo juicios y negociaciones de arbitraje de forma recurrente, como se verá adelante.
El punto son las `garantías´ que quiere hacer válidas, dos años después y durante siete años consecutivos que persiste en las demandas.
Esos terrenos, que eran originalmente cinco, se colocaron en un fideicomiso paralelo al contrato de celebración del evento, para complacer a Miss Universe, LP, LLLP.
Según explica el director general de Comercializadora Ronac, Marco Antonio Bautista, Rosas Moya estuvo confiado en que todo saldría bien, “por eso cooperó con sus bienes para cubrir las garantías solicitadas por la empresa de Trump en las negociaciones originales”.
Sin embargo, el acierto del empresario yucateco, es que en ningún momento participó ni sus empresas, en las firmas de los contratos. Se abstuvo de firmar algún documento, y se limitó a aportar sus bienes para cerrar el trato.
En esa ventaja están sosteniendo un curso favorable de este pleito legal los abogados de Rosas Moya, quienes son: Raúl Santana Aguirre y Miguel Athié.
Sobra decir que Miss Universe, LP, LLLP ya no pertenece al ahora presidente estadunidense, pues la vendió antes de iniciar su campaña. Pero sí son los despachos legales que lo representan, los que siguen litigando a su favor en esta estrategia que más bien parece dirigirse a un despojo con formas `legaloides´.
Este dato fresco es muy ilustrador:
Trump nombró el pasado martes a su abogado, Jason Greenblatt, como representante en Negociaciones Internacionales de su gobierno. Greenblatt representa desde hace más de 20 años, a Trump y a su familia, en materia legal y de negocios, especialmente en temas relacionados al mercado de bienes raíces.
Los medios que cubrieron ese nombramiento, destacaron las declaraciones de Trump sobre este personaje:
"Jason es uno de mis asesores más cercanos y de mayor confianza y tiene un historial de negociación de transacciones sustanciales y complejas en mi nombre".

Habla Rodolfo Rosas Moya:

“Tres años después de realizado el evento con todo éxito y cuando Miss Universo había obtenido las ganancias y regalías derivadas del concurso cuando Trump con el argumento de que hizo gastos que no fueron cubiertos por la empresa organizadora Mexicana Grupo Promotor MU México, S.A. de C.V y sin haber demostrado una razón jurídica, sorpresivamente pretendió hacer efectiva diversas garantías, algunas de estas de Comercializadora Ronac, S.A. de C.V como aval, cuando para entonces esas garantías ya no tenían razón de subsistir pues el certamen se realizó con toda normalidad, sin que se le adeudara cantidad alguna ni existiera reclamos de incumplimiento. Sin embargo indebidamente intentó el establecimiento de medidas cautelares sobre las garantías”
Y añade:
“Al Sr. Trump le pareció apetecible demandar ante un Tribunal Arbitral con sede en la ciudad de Nueva York al Ing. Rodolfo Rosas Moya, el cumplimiento de obligaciones derivadas del contrato que celebró exclusivamente con la empresa Mexicana, Grupo Promotor MU México, S.A. de C.V., no obstante que no firmó el contrato relativo al certamen de belleza de referencia ni formé parte de dicha empresa…”

EL TRIBUNAL ARBITRAL DE NUEVA YORK DESLINDÓ A ROSAS MOYA

Sigue la explicación del empresario yucateco:

“…por lo que el Tribunal Arbitral (JAMES ARBITRATION Case No. 1425013328) de su natal Estado de Nueva York consideró que el señor Trump pretendió exigir indebidamente obligaciones al empresario Mexicano y al Mercadólogo Carlos Alazraky que en una carta pública le dice:

(Así lo publicó Alazraky en una columna en el diario capitalino Milenio)

“¿Cómo puede ser que hables así de México cuando le robaste dinero a los organizadores de tu mierda de evento aquí, en México?. Así es, robaste, porque uno de los robados fue uno de mis mejores amigos”.

De acuerdo con Rosas Moya:

“El fallo de del Tribunal Arbitral con sede en NY y su plan de agresión contra México ocasionó que del Twitter de Trump atacara por las redes a Rodolfo Rosas. El plan estaba arrancando”. Y para ello exhibe el documento
“JAMES ARBITRATION Case No. 1425013328 que desde su página 18 determina que Rodolfo Rosas no firmó el contrato con la empresa del Sr. Trump”.

ESTE ES ROSAS MOYA, EN SUS PALABRAS

“… Quiero comentarle que soy Ingeniero civil de profesión y desde el año de 1986 he estado trabajando como constructor en el estado de Quintana Roo con mi empresa Pyrsa Construcciones que fundé en el año de 1981 construyendo en Yucatán donde me inicié y que hasta la fecha sigue existiendo y generando trabajo para mucha gente. “Así mismo durante años también he estado ligado a la construcción, he desarrollado muchos proyectos inmobiliarios en Yucatán, Quintana Roo, Campeche y Chiapas.
“La historia con Donald Trump se remota a mi participación comprometida por el estado de Quintana Roo después del Huracán Willma que devasto Cancún y en donde tuve una participación voluntaria muy fuerte para el restablecimiento de las vialidades que habían sido bloqueadas por arboles, postes y materiales derrumbados.
“El certamen de belleza “Miss Universo” del año 2007 se celebró en México promovido para ayudar a la recuperación económica del Estado de Quintana Roo, al haber resentido graves daños en su infraestructura turística y urbana por el paso del huracán Wilma, en especial la ciudad de Cancún”.

COMO EN UNA NUEVA APUESTA, SI TRUMP PIERDE DEBE PAGAR DAÑOS

Marco Antonio Bautista, director de Comercializadora Ronac S.A. de C.V., hizo notar que ahora el propio Donald Trum se vio obligado a proporcionar medios de garantía, de manera que si pierde el caso, tendrá que resarcir los daños morales y económicos que le ha propiciado a Rodolfo Rosas Moya.
“La Suprema Corte de Justicia ya tiene ubicado el caso y en cualquier momento puede atraerlo para tomar alguna decisión, es algo automático en situaciones como ésta. Y sabemos que vamos a ganar esta defensa”, dijo.

CONTEXTO: CUANDO FALLÓ TRUMP EN COZUMEL Y TIJUANA

Trump tronó en contra de México y sus habitantes, se ha dicho, a raíz de un fallido negocio en Cozumel, donde pretendió construir y comercializar un desarrollo turístico denominado `Punta Arrecifes Resort´. presumió como argumento un fallo legal que, asegura, le debió resarcir un daño económico que nunca logró obtener.
Sin embargo, el también `rock star´ de su propio `reality show´, acusa de una conducta en la que él mismo ha incurrido, y precisamente con otras inversiones fallidas en México, cuando vio malogrado un proyecto residencial en Tijuana, que le generó numerosas denuncias por fraude de más de 100 compradores estadunidenses, que nunca pudieron recuperar una suma global que ronda los 32 millones de dólares.
De acuerdo con un acucioso reportaje publicado por el diario `El País´, el propio Trump, junto con su hija Ivanka —la misma que acudió al último informe de gobierno del entonces gobernador, Félix González Canto—, anunció en 2007 su intención de invertir en las playas de Tijuana, a donde observaron la gran oportunidad de inversión por la belleza del paisaje. Entonces, padre e hija anunciaron que desarrollarían el `Trump Ocean Resort Baja´, un exclusivo complejo con 526 departamentos cuyo costo oscilaba entre 300 mil y tres millones de dólares.
El año anterior, en 2006, se dio a conocer ese proyecto en San Diego, California, muy cerca de Tijuana. El proyecto consistiría en dos enormes torres de lujosos departamentos con vista al Pacífico mexicano. El propio Trump apareció en un video de ocho minutos destacando las bondades del resort, para convencer a los compradores.
“Estoy muy orgulloso del hecho de que cuando desarrollo, tengo inversionistas que me apoyan…Invierten en mí, invierten en lo que construyo, por esa razón me emociona el Trump Ocean Resort”. Ese primer día Trump y su familia vendieron 122 millones de dólares y 188 unidades”, decía a cuadro, enfundado de su clásico esmóquin negro y su peluquín plateado.
Sin embargo, al estallar la crisis inmobiliaria en Estados Unidos, con sus secuelas en México, se suspendió el proyecto y los compradores intentaron recuperar su dinero, sin éxito. Cuando interpusieron sus denuncias, se Trump simplemente se deslindó del asunto, diciendo que él únicamente `alquilaba su nombre´.
El texto de `El País´ señala:
“Cuando la crisis comenzó a apretar, en 2008, la farsa con el rostro de Trump se cayó. En enero, los compradores —muchos de los cuales habían hecho depósitos iniciales de hasta 250.000 dólares— recibieron una carta diciendo que Donald Trump se desmarcaba del proyecto y que no había hecho ninguna inversión, solo había rentado su nombre para vender. Sin embargo, la peor noticia es que no había dinero para devolver los 32 millones de dólares que aportaron los primeros compradores…
“Más de 100 personas, la mayoría estadounidenses del sur de California, demandaron a Trump por el fiasco del Resort Baja. Un largo juicio reveló que no era la primera ocasión que Trump trataba de sacar ventaja de la reputación de su apellido. Proyectos similares se construyeron en Filadelfia y Florida. En ellos el magnate, ya convertido en estrella de reality con El aprendiz, protagonizaba un par de presentaciones al año para deslumbrar a clientes potenciales”. FIN DE TEXTO. 29.01.2017

0
0
0
s2smodern