Assign modules on offcanvas module position to make them visible in the sidebar.

Our school

DESTRIPACUENTOS

Por Antonio Callejo

www.callejotv.com / www.revistavortice.com.mx / www.multiversidadqroo.com

Los ojos de la clase política están puestos en la decisión que tome la comunicadora, cuyas oportunidades de ganar son muy reales. Trayectoria impecable

 

La alientan o la reconvienen numerosos políticos, pero ella sabe que están pensando en su conveniencia y no en la ciudad. La novedad: No tiene pleito con nadie

 

Si taxistas y Uber no están satisfechos, significa que los líderes en el Congreso están haciendo bien el trabajo: Los ciudadanos deben ser su prioridad

 

CANCÚN, QUINTANA ROO (21 de noviembre).- Que no hay favorito para ganar la presidencia municipal de Cancún, es aceptado por tirios y troyanos. El escenario, como se dice, es de tres; Remberto Estrada busca repetir propuesto otra vez por PRI-Verde; Morena, con quien decida. Y sin descartar a la alianza UNE de PAN-PRD, que repetirá en segundo intento con un cuadro propuesto por el partido del sol negro, gracias a sus resultados, más rentables que los de su socio, el PAN.

Sin embargo, las fichas, los intereses y los quiebres en las decisiones que irán tomando esas fuerzas políticas, gravitan por lo pronto alrededor de la que tome en su fuero más interno la comunicadora Mara Lezama.

Su nombre completo es María Elena H. Lezama Espinoza. Dedica su vida a un periodismo con un estilo único y personal, enfocado a la ayuda para los demás. Nunca fue posible encasillarla cuando, hace más de 25 años, era enviada a `eventos sociales´, género que brincó de forma natural, para convertir su trabajo en una referencia de la intermediación entre el comunicador, las autoridades y los ciudadanos.

Así, cuando escribe, o cuando enfrente un micrófono, sea para la radio o la televisión, lo convierte en una herramienta que enlaza las necesidades bien específicas de sus oyentes, con la autoridad competente. Y genera soluciones.

Sin estridencias, sin broncas ni confrontaciones, sencillamente persigue que un pequeño problema para la autoridad, se troque en una gran solución para un ciudadano afectado por la pesada burocracia.
Cada día durante todas las semanas de todos los últimos más de 20 años, le dan a Mara Lezama un respaldo ciudadano envidiable para cualquier político tradicional. Con un historial profesional impecable, una imagen familiar sólida y un trabajo social innegable.

Andrés Manuel López Obrador, montado nuevamente en la ola, pero con más oportunidades y experiencia, quiere únicamente a esta profesional de los medios de comunicación para contender por la presidencia municipal de Benito Juárez, cuya cabecera es Cancún.

Nadie puede negar que esa combinación en Morena es garantía de un resultado importante. Con oportunidades muy reales de ganar.
Por eso tiene en vilo a todos los políticos y a todos los partidos cuyas aspiraciones dan vuelta alrededor del apetitoso tesoro que significa Cancún, en todos los aspectos.

Las críticas contra Mara Lezama son francamente tímidas e insustanciales. El hecho de que no pertenezca a la clase política tradicional le suma más puntos que negativos.

El recordatorio de que en el pasado proceso renunció a la candidatura por presiones económicas, se desmorona por sí solo. Mara sigue viviendo en el mismo lugar, conduce ella misma un vehículo familiar, y trabaja todos los días para recibir un salario.

Hasta ahora nadie, ni la propia periodista, ha confirmado si será la abanderada de Morena para contender por la presidencia municipal, en una decisión que se debe decantar en unas pocas semanas.

Pero tampoco ha dicho que no.

 

Una candidata lejana a las broncas

Quintana Roo viene de un proceso electoral que transitó, y aún presenta secuelas, de un encontronazo muy fuerte de grupos e intereses políticos.

Las enemistadas eran y son muy serias. Por lo tanto, hubo profundos agravios y consecuencias, que dicho sea de paso, fueron el `caldo de cultivo´ de una ola ciudadana que salió a votar por lo que ahora se denomina `el cambio´.

En ese trance no se pudo entender la contienda electoral sin choques ni exabruptos.

El caso de Mara Lezama está demasiado lejos de ese escenario.

Tiene una excelente relación con el actual gobernador, Carlos Joaquín González, pero también con Remberto Estrada, a quien en la lectura simplona se debe ver como la contraparte del mandatario estatal en la configuración de fuerzas políticas.

Es un caso, por tanto, que se debe poner muy aparte en el contexto de las disputas, porque no se le conocen adversarios.

 

Los que apoyan, los que advierten

A Mara se han acercado en filas interminables diversos actores políticos que ven un `pedacito de pastel´ si ella les invitara a su fiesta.

Pero además de aquellos que la alientan a tomar una decisión que, sin duda, cambiará de tajo la normalidad de su vida, están quienes le advierten de demasiados riesgos y hasta peligros en el caso de que se convierta en candidata.

Empero, tanto aquellos que la empujan, como aquellos que la contienen, lo hacen desde su perspectiva personal como beneficiarios de una u otra determinación, respectivamente.

 

PRD la ve con `buenos ojos´

Se explica sin necesidad de dar más contexto el por qué la dirigencia estatal del PRD, sugirió que Mara Lezama bien podría ser considerada para contender por la alianza UNE.

 

Escenarios, con daño colateral

Si Mara Lezama asiente en convertirse en la candidata de Morena a la presidencia municipal, automáticamente sería considerada la multicolor Maribel Villegas como candidata al Senado, por el mismo organismo. Y eso no agrada ni dentro de Morena ni en el resto de las fuerzas políticas.

Y si descarta la posibilidad, la multicolor Maribel Villegas sería la candidata al la presidencia municipal, por el mismo organismo. Y eso no agrada ni dentro de Morena ni en el resto de las fuerzas políticas. Es decir, Maribel es un daño colateral a considerarse.

 

Centro de las miradas

Pase lo que pase, en estos días los ojos están puestos en Mara Lezama. Lo que decida va a influir en la configuración del resto de las candidaturas, donde Cancún será el núcleo de la gran batalla por hacerse de una base para todo lo que viene después.

 

Obligado diálogo entre Congreso, líderes taxistas y Uber

No se puede dejar feliz a una de las partes, precisamente porque eso sería el fracaso de los diputados ante una de las más fuertes discusiones que se han presentado en Quintana Roo.

En este conflicto no puede haber más ganadores que los ciudadanos, a los que se deben los legisladores.

Las partes deben aprender a ceder y olvidarse de cualquier avasallamiento, como ocurría en el pasado.

El trabajo de los líderes en la cámara de diputados del estado, Eduardo Martínez Arcila, y en este caso particular de Jesús Zelaya, está a la altura de las circunstancias. Generando espacios y herramientas para la discusión y el arribo a un desenlace que beneficie a los gobernados como principal objetivo. Si siguen así no van a fallar, aunque acaben inconformes Uber y los taxistas tradicionales. @AntonioCallejo

0
0
0
s2smodern