Assign modules on offcanvas module position to make them visible in the sidebar.

Our school

DESTRIPACUENTOS

Por Antonio Callejo

www.callejotv.com / www.revistavortice.com.mx / www.multiversidadqroo.com

La SEIDO le aseguró más de cuatro mil diamantes y otras joyas, valuadas en unos 185 millones de pesos; Sigue prófugo, luego de la intervención de sus empresas aquí

 

Una de tantas historias de delincuentes que huyen de su país para `volver a triunfar´ en Quintana Roo. En Turquía pasó dos años en prisión por defraudar un banco

 

Leonardo Padura llega a Cancún, luego de visitar `la escena del crimen´. Luego de brindar una conferencia en `La Casa Trosky´, el escritor estará en esta ciudad

 

CANCÚN, QUINTANA ROO (12 de noviembre).- Un empresario turco, con más de 11 años haciendo negocios en Quintana Roo, especialmente en Cancún y Playa del Carmen, resultó ser un notable contrabandista de diamantes y piedras preciosas. Vino huyendo de su país, donde fue acusado de la quiebra financiera de un banco del cual fue socio.

Actualmente está prófugo. La PGR incautó de sus tiendas cuatro mil 569 diamantes, piedras preciosas y semipreciosas, valuados en más de 185 millones de pesos, desde diciembre de 2014, según reveló la dependencia en un comunicado oficial y de acuerdo con el reporte de varios medios nacionales y extranjeros.

Como en el caso de Al Capone, el principio de su persecución inició al ser indiciado por evadir impuestos. El Sistema de Atención Tributaria mexicano abrió una investigación, de la que dio parte a la PGR.

La acusación se basa en su omisión de reportar el Impuesto Sobre la Renta (ISR). desde el año 2014. Luego de agotar el proceso administrativo, vino el judicial, con el aseguramiento de esa mercancía hallada en las conocidas joyerías Lapis Jewerly Factory, Inmobiliaria Principio Maya, Jewerly Factory, Lapis Jewerly, Lapis y Lapis Jewerly Center, ubicadas en Cancún y Playa del Carmen.

El lote está valuado en unos 185 millones de pesos.

Mientras es buscado Apel Celik, esas joyas se encuentran en una bóveda de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO), el mismo organismo que realizó la incautación de una empresa de cajas de seguridad aquí en Cancún desde el mes pasado.

El inventario de joyas es de cuatro mil 569 diamantes, piedras preciosas y semipreciosas, que se vendían en las tiendas de Cancún y Playa del Carmen con `certificados´.

En una compulsa entre joyas registradas y otras sin un control de procedencia, se estimó que fueron introducidas al país por Apel Celik, quien se desempeñaba como empresario en Turquía, a donde fue sentenciado por la quiebra fraudulenta del “Banco de Inversión y Turismo”, del cual formaba parte como socio.

En las pesquisas se reveló que Celik tenía un historial oscuro desde su paso por esa institución bancaria. El Consejo de Ministros turco canceló sus licencias para realizar transacciones bancarias “por una administración y quiebra fraudulentas.”

Celik fue el accionista principal de ese banco, investigado desde 1994.

Luego de esa requisa e intervención, el banco fue liquidado por el organismo gubernamental “Fondo de Garantía de Depósitos de Ahorro”, algo así como un IPAB turco, que le atribuyó un quebranto y desfalco en detrimento de sus clientes por una suma de casi 300 millones de pesos, según un reporte del portal electrónico `Turkiye Turizm´.

En esa ocasión, Apel Celik sí fue apresado y condenado a dos años y once meses de prisión por el Tribunal Superior Penal, por el delito de `quiebra fraudulenta´.

En la investigación que sigue su curso en México, Celik está acusado de defalcar al fisco por unos 30 millones de pesos.

Un juez de Quintana Roo ordenó la aprehensión del ex banquero por los delitos de contrabando y defraudación fiscal, por omitir el pago del Impuesto Sobre la Renta en 2011.

 

Celik llegó a Quintana Roo en el sexenio de Félix González

De acuerdo con esa cronología, este empresario turco llegó a México y a Quintana Roo a finales del sexenio de Vicente Fox, durante el sexenio del entonces gobernador era el Félix González Canto, actual senador de la República.

Las empresas mediante las cuales inició con la venta de diamantes y joyería, datan de 2006. Antes vendía artesanías al por menor.

Y se comprobó que en la medida que fueron creciendo sus empresas y sucursales, fue sumando como socios  algunos familiares.

 

Llamada anónima
La investigación indica que Celik y una de sus socias fueron denunciados por una llamada anónima, que alertó de actividades como lavado de dinero y tráfico de diamantes y piedras preciosas.

Se entiende que esa joyería ingresaba al país sin el reporte del impuesto de importación.

No sobra decir que los mecanismos de aduanas no detectan ese tipo de materiales, si no es con una revisión física y visual de los equipajes.

Cuando el empresario conoció de las acusaciones en su contra, en 2016, tramitó un amparo de la justicia federal.

Su proceso judicial sigue su curso. En tanto, consiguió ganar la protección contra su captura por el delito de contrabando, aunque sigue abierta la posibilidad de enfrentar ese cargo.
Sigue prófugo.

Y las autoridades lo persiguen por evasión fiscal y calculan que huyó hacia alguna isla del Caribe.

 

De la `escena del crimen´, a Cancún

Luego de dictar su conferencia `El escritor y su ciudad´, en la misma `Casa de Trosky´, el laureado escritor Leonardo Padura se presentará en Cancún la noche de este lunes, para continuar con una exitosa gira hablando de su experiencia y de su obra literaria.

Padura causó furor en `Casa Trosky´ la tarde de ayer, a donde llegaron numerosos lectores ávidos de escucharlo, en el lugar mismo donde fue asesinado el ideólogo de la revolución rusa, cuyos días acabaron en ese inmueble de Coyoacán, a manos de un misterioso espía. En esos hechos basa Padura su novela `El hombre que amaba a los perros´.

Y este lunes los cancunenses podrán escucharlo y conversar con él en un acto patrocinado por Tusquets Editores, la Cruz Roja, y otras empresas y mecenas locales. @AntonioCallejo

0
0
0
s2smodern